Innovación, puerta inteligente sin cerraduras, Lockey

Enrique Garrote (Madrid, 1992) se armó buen un día con una ganzúa y empezó a abrir cerraduras. Tras esta experiencia iniciática, se puso a investigar a los profesionales de la cosa en Youtube.“No hay cerradura que se resista a unas manos expertas” Dice Garrote. Pero según dice él su objetivo no es el hurto, si no todo lo contrario, saber como funcionan las cerraduras para poder impedir la entrada a personas no permitidas.

Enrique es un ingeniero industrial, se considera una persona innovadora, con gran conocimiento en cerraduras, al haber aprendido de forma autodidacta.

El motivo de este artículo es que Enrique ha inventado Lockey, que integra lo mejor de las cerraduras mecánicas convencionales, la sencillez, con lo mejor de la electrónica, la seguridad y la automatización.

El avance tecnológico en las últimas décadas ha sido impresionante y, sin embargo, las cerraduras que usamos siguen siendo las mismas que hace 20 años. Lockey hace suyos los últimos avances tecnológicos para aumentar la seguridad por encima de cualquier alternativa actual, integrando a su vez funciones inteligentes, como control desde los dispositivos móviles, llaves virtuales, notificaciones, etc.

Lockey es fácil de instalar y segura, y para funcionar no necesita baterías o estar conectada a la corriente eléctrica. La idea también tiene cabida en el mundo empresarial e industrial, que puede estandarizar tanto la instalación como el control de este dispositivo.