La industria y los servicios impulsan la actividad en el inicio del año

Los pedidos industriales logran su mejor registro en 11 años y los del sector servicios, el mejor dato en siete años

La economía española mantiene el pulso en el inicio del año. La mayoría de analistas han revisado al alza sus proyecciones de crecimiento ante los buenos datos estadísticos que reflejan que la recuperación económica, de momento, no pierde fuelle. Los ingresos brutos del sector industrial y del sector servicios se dispararon en enero y lograron la mayor subida en 11 y siete años respectivamente, según las cifras difundidas ayer por el INE. La recuperación de la actividad mundial —el BCE ha mejorado sus perspectivas— está impulsando la demanda externa y tapando las consecuencias negativas de la subida del precio del crudo.

Una cadena de montaje de la factoria de Ford en Almussafes (Valencia)
Una cadena de montaje de la factoria de Ford en Almussafes (Valencia) EFE

La cifra de negocios de la industria aumentó un 13,1% en enero respecto al mismo mes del año anterior, según el INE. Se trata de la mayor subida desde 2006. El dato, sin embargo, está distorsionado por la fuerte subida de los precios de la energía en enero. No obstante, la facturación del resto de sectores —bienes intermedios, bienes de equipo y bienes de consumo duradero— fue robusta y apunta a que la economía mantuvo el ritmo de crecimiento en el arranque del año.

La facturación del sector servicios también muestra buena salud. Avanzó un 7,7% en enero, el mayor alza desde 2008, aunque en tasa mensual se produjo una leve caída en consonancia con el ligero retroceso del comercio. Estos datos revelan que la actividad mantiene al menos el mismo nivel de revoluciones del último trimestre del año pasado cuando avanzó a un ritmo del 0,7%. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ya pronóstico a principios de este mes que la economía española crecerá a esa misma tasa durante el primer trimestre de este año.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calcula que el PIB crecerá un 0,83% en el primer trimestre y un 0,87% el segundo. La institución presidida por José Luis Escrivá realiza una actualización en tiempo real del crecimiento económico, mediante la incorporación de diferentes estadísticas a los datos de Contabilidad Nacional del INE. Según sus últimos cálculos, si la economía española mantiene el ritmo de los primeros meses cerrará 2017 con un crecimiento del PIB próximo al 3%. Además, 11 de los 16 centros de análisis económico del panel de Funcas, el think tank de las cajas de ahorros, han corregido al alza sus pronósticos de crecimiento de la economía española para este año. Estos expertos auguran que el PIB crecerá un 0,6% el primer trimestre y un 2,6% a lo largo de todo 2017.

Los datos muestran que la actividad mantiene el pulso gracias a un fortalecimiento de la demanda externa, impulsado por las mayores perspectivas de crecimiento global, y a pesar de la relajación del consumo privado.

Lo cierto es que las incertidumbres que se cernían sobre la economía parece que no están teniendo el efecto esperado. Los analistas esperaban que el Brexit podía tener un impacto negativo pero este aún no se ha reflejado en el desempeño de la economía. Algo parecido esperaban de la victoria de Donald Trump en EE UU por su defensa de las políticas proteccionistas o de la ralentización de la economía china. Pero los hechos reflejan que la economía global mantiene el camino de la recuperación. “Se observan señales de recuperación mundial algo más intensa y un aumento del comercio internacional”, señala el boletín económico del Banco Central Europeo (BCE) publicado ayer.

El supervisor bancario europeo ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para la zona euro. Los técnicos de la institución presidida por Mario Draghi esperan que el PIB sumará un 1,8% este año; un 1,7% en 2018 y un 1,6% en 2019. A pesar de que las nubes que empañan el horizonte económico parecen despejarse, desde la institución europea reclaman prudencia: “Los riesgos para las perspectivas de crecimiento de la zona euro, aunque menos pronunciados, siguen apuntando a la baja y están relacionados principalmente con factores de carácter global”.

Fuente: https://elpais.com/economia/2017/03/23/actualidad/1490258466_627129.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *